ACAPULCO., Gro., 24 de agosto 2016.- El abogado Victoriano Sánchez Carbajal informó que el Ayuntamiento de Acapulco sí debió solicitar al Congreso local aprobación para proceder a la solicitud del préstamo de 158 millones de pesos, que el Cabildo porteño le autorizó al alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre.

En entrevista para Quadratín, Sánchez Carbajal indicó que por esta acción, se viola el artículo 62 de la Ley Orgánica del Municipio Libre y Soberano del estado de Guerrero, además que el artículo 70 de manera “tajante y reiterativa” señala que “queda prohibido a los ayuntamientos contratar empréstitos, o enajenar bienes si para ellos no cuentan con la autorización del Congreso del estado”.

Respecto a la declaración del secretario de Finanzas y Administración del gobierno de Guerrero, Héctor Apreza Patrón, quien expresó que “da la impresión” que esa autorización en el Cabildo por la línea de crédito viola la ley, y donde el síndico Ilich Lozano Herrera y el secretario de Finanzas de Acapulco, Merced Baldovino Diego defendieron que no era necesario que el Congreso lo autorizara, puesto que el Ayuntamiento de Acapulco tenía la facultad y sustento legal para pagar la deuda.

El abogado explicó que Lozano Herrera y Baldovino Diego fundamentan el préstamo en los artículos que “entrarán en vigor a partir del año 2018”, por lo que las acciones que toma el Ayuntamiento con el “fundamento que aluden” no son aplicables todavía, ya que “debió estar fundamentado en una ley vigente”.

Enfatizó que los regidores que participaron en la aprobación de esta solicitud de préstamo incurren en la ilegalidad ya que el artículo 142 y 241 de Guerrero mencionan “al delito de ejercicio indebido del servicio público” y el delito de desempeño irregular de la función pública, ya que “otorgaron autorizaciones de contenido económico indebidamente” por no solicitar autorización del Congreso.