CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero de 2019.- Tras la Evaluación Estratégica del Avance Subnacional de la Política Nacional de Cambio Climático se advierte que en México la relación entre el sector transporte y la política de cambio climático es prácticamente inexistente.

En el orden federal, el Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes prevé como objetivos consolidar ciudades que faciliten la movilidad, pero ni el programa de transporte ni las acciones específicas consideran su incidencia en el fenómeno del cambio climático.

En el orden estatal, ninguna de las entidades federativas consideradas en la prueba tiene un programa de transporte publicado. En los municipios considerados no se identificó ningún instrumento relacionado con el transporte.

Dicha evaluación se basó en la revisión de 18 municipios de seis distintas entidades federativas de México, en la que se analizaron temas claves de mitigación respecto a la generación de energía eléctrica, transporte y gestión de residuos sólidos urbanos (RSU), mientras que en el tema de adaptación se analizó la capacidad de respuesta a la vulnerabilidad de los efectos del cambio climático.

Entre los principales retos identificados está incluir la transversalidad del cambio climático en la política de los diferentes sectores, toda vez que de las diferentes acciones de gobierno que se identificaron en la evaluación se considera que no están dirigidas a lograr una política sistemática y consistente, acorde con los compromisos adquiridos por México tanto en la Ley General de Cambio Climático, como en el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Más información aquí.