ACAPULCO, Gro., 22 de marzo de 2017.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens Carstens indicó que para 2018 la inflación en el país se ubicará en tres por ciento, sin embargo para lo que resta de este 2017 se espera que se ubica por encima del límite superior del intervalo de variabilidad.

“No podría decirse que el Banco de México haya sobrereaccionado a lo largo de 2016 y 2017, por el contrario, dado que la política monetaria opera con ciertos rezagos sobre la economía, el Banco ha actuado de manera preventiva, de manera que el ajuste sea ordenado y las expectativas se mantengan ancladas”, mencionó.

Por otra parte, Agustín Carstens señaló que es importante una política fiscal sana, para una liberación de precios y consolidar las finanzas públicas.

“Una postura fiscal sólida contribuye a fortalecer el marco macroeconómico y coadyuva a reducir los riesgos en economía, creándose un entorno más propicio para el crecimiento”, manifestó.

Añadió: “Dicha liberalización sienta las bases a través de una mayor sostenibilidad de las finanzas públicas, para que el proceso de formación de precios de la economía en el mediano plazo sea más congruente con la meta de inflación del Banco de México, de 3 por ciento”.