ACAPULCO, Gro., 17 de septiembre de 2021.- Servidores de la nación recorren la unidad habitacional Cantaluna, ubicada entre los poblados Pedregoso y San Isidro, para censar a las familias que tuvieron daños por el terremoto de 7.1 grados del pasado 7 de septiembre.

Trabajadores de la Secretaría de Bienestar, que este viernes comenzaron a recorrer las zonas afectadas en Guerrero, visitaban cada uno de los departamentos de los condóminos, quienes luego del sismo se manifestaron para pedir apoyos.

A bordo de cuatro camionetas, unos 30 servidores de la nación entrevistan a los afectados, para llenar un formulario con información básica y tomar fotografías de los daños que sirvan como evidencia para que sean analizadas para valorar los apoyos.

Al terminar de recaudar la información, se les otorga un número de folio para subir todo al sistema y así los afectados puedan dar seguimiento al análisis de sus daños.

Sin embargo, de acuerdo con testimonios de los habitantes, el censo no garantiza que sean apoyados con recursos por parte del gobierno federal, ya que serán considerados los casos más fuertes.

Asimismo, los servidores de la nación manifestaron a los ciudadanos que no se retirarán de este conjunto habitacional hasta que todas las viviendas dañadas sean censadas, por lo que llamaron a los propietarios a estar pendientes ya que decenas de familias dejaron sus viviendas por temor a colapsos.