CIUDAD DE MÉXICO, 25 de abril de 2019.- En comparecencia ante el Pleno del Senado de la República, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, admitió que México padece una inseguridad crónica e histórica como no había sucedido en el país desde la época de la Revolución.

El costo de la espiral de violencia es más que crítico: “alrededor de 5.6 billones de pesos en 2018”, cifra equivalente al 24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo a estimaciones del Instituto para la Economía y la Paz de México, o 21.6 por ciento del mismo valor monetario, según el Foro Económico Mundial.

Bajo protesta de decir la verdad, el senador con licencia dijo que la inseguridad y la violencia han lastimado por décadas a la sociedad mexicana y en una fría, desapasionada y objetiva evaluación, se concluye que el país atraviesa una crisis estructural de seguridad que trasciende responsabilidades sexenales.

La información completa aquí.