CHILPANCINGO, Gro., 18 de octubre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo respetar la decisión del gobierno federal de liberar a Ovidio Guzmán López, hijo del líder criminal Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, para evitar más enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa, y consideró que es un hecho que obliga a los órdenes de gobierno a estar necesariamente más unidos.

“El problema (de inseguridad) no es un problema que se va a resolver, como lo dije ayer en mi informe, entre uno o dos, son problemas que se deben enfrentar en una gran comunión institucional y creo que en Guerrero caminamos y yo pongo mi parte con todos, no tengo limitaciones políticas partidistas, yo creo que esa barrera está superada en Guerrero”, expresó.

En declaraciones tras inaugurar dos calles en distintos puntos de Chilpancingo, el gobernador dijo que el gabinete de seguridad federal seguramente tuvo sus razones para tomar las decisiones que tomó, e insistió en que es muy respetuoso de ellas.

Afirmó que en Guerrero la comunicación institucional es buena y de respeto, lo que consideró como la mejor manera de caminar en el país ante problemas como la inseguridad.

Informó que antes de sus dos actos acudió a la sesión de la Mesa para la Reconstrucción de la Paz, en la que también estuvo presente el delegado del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y en la que se abordaron temas como la desaparición del dirigente del Frente Popular de la Montaña, Arnulfo Cerón Soriano, la de una familia en Acapulco y el presunto enfrentamiento en Tepochica, Iguala, que dejó 15 muertos.

Sobre lo sucedido en Tepochica, Astudillo Flores indicó que el gobierno estatal estará atento a la investigación que anunció la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para atender y dar la información que se requiera; indicó que no tiene más elementos al respecto, por lo que estará al pendiente.

En cuanto a cómo quedó la escena del ataque con cartuchos que no fueron levantados, y en donde también se observaron guantes y material de la Fiscalía General del Estado, el mandatario aseguró que revisará qué ocurrió y por qué quedaron ahí; consideró que parte del problema fue que se hizo de noche durante las indagatorias, sin embargo, dijo que se lo comentará a las autoridades.

Reiteró que en Guerrero existe comunicación institucional buena y que es una entidad que camina muy bien con la nueva conformación de las fuerzas políticas nacionales, lo cual, consideró, depende de la voluntad, pues hay estados en los que los gobernadores no se pueden reunir con los delegados ni en las mesas de coordinación.

Respecto al tema del presupuesto federal, apuntó que no pide consideración sólo para que haya dinero, sino porque hay problemas que están presentes en todo el estado y que la federación conoce.

Agregó que no se puede caminar sin respaldo federal en materias que son de importancia federal; y aseveró que no quiere incomodar ni que los medios de comunicación amarren navajas, pero que temas como el turismo y el campo que requieren apoyo.

“Lo que creo es que, sin promover ninguna fricción ni ningún alejamiento que no es mi propósito, es un asunto que se tiene que reflexionar”, concluyó.