CHILPANCINGO, Gro., 21 de abril de 2019.- Creyentes de La Luz del Mundo llevaron a cabo su ceremonia de bautismo en plena plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, en donde colocaron una alberca portátil para ello, pues afirmaron que se necesita más que “un poquito de agua en la cabeza”.

En la ceremonia del distrito 27 de La Luz del Mundo hubo más de 105 creyentes que decidieron bautizarse en esa religión.

Los cientos de asistentes llegaron desde temprana hora para terminar de preparar los últimos detalles en el Zócalo, pues el templete fue colocado un día antes.

Después de mediodía la celebración continuaba en la plaza, en medio de cánticos de los coros, plegarias en voz alta en el micrófono y llantos de los asistentes.

En su discurso previo, el diácono Carlos Montemayor Morales, se refirió a la Semana Santa celebrada por los católicos y, casi al pie de la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, criticó la figura del obispo, pues dijo que el poder de Dios “no hay quien lo pueda igualar, mucho menos un obispo”.

Dijo que ellos son la iglesia del Dios vivo, por lo que no creen que murió un viernes y el hijo de Dios murió hace 2 mil años y resucitó.

“Ni cada mes, ni cada día, ni cada año lo podemos volver a matar, nosotros no somos los que lo matamos (…) nosotros hermanos que sabemos que murió por nosotros y nos duele mucho, no queremos volverlo a ver en ese estado, para nosotros está vivo, está a la diestra de Dios. Ayer no estábamos en silencio, ayer lo alabábamos y antier lo alabábamos”, expresó.

Cuando las campanas de la catedral repicaron, expresó que hasta ellas sabían que ya comenzaría su ceremonia.