CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre de 2019.- Para el Gobierno federal es prioridad colaborar con el de Estados Unidos para esclarecer posibles vínculos de ex funcionarios de alto nivel con el crimen organizado, sin embargo, no se iniciarán indagatorias a menos que los mexicanos se organicen y lo avalen con una consulta pública.

En la conferencia matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no le compete perder el tiempo en investigar a los ex mandatarios Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sino colaborar con las indagatorias que ya están en curso.

“Nosotros vamos a cooperar en todo lo que podamos pero no se va a abrir una investigación porque se pensaría que lo hacemos con propósitos políticos, nosotros queremos que haya legalidad y vamos a estar pendientes del proceso en lo que corresponda a México, la Fiscalía que es la institución que tiene facultades y autonomía va a ayudar, va a cooperar y su ellos deciden abrir un proceso es una decisión de esta instancia autónoma”, dijo.

“En lo que tiene que ver con el Ejecutivo, nosotros no queremos que se vea como persecución, las cosas terminan sabiéndose cuando no hay impunidad, y la ventaja es que nosotros llegamos aquí sin tener compromisos con grupos de intereses creados, eso es una gran ventaja”, añadió desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Bajo la premisa de que corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR) y las investigaciones están en curso en Estados Unidos con el caso del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, el Presidente insistió en que no se enfrascará en procesos contra sus antecesores.

“Nosotros cooperamos, lo que no vamos nosotros a hacer y esto es una garantía importante es proteger a nadie, no vamos a ser tapadera de nadie y decir las cosas como son, que en toda esta investigación también se revise la actuación de las agencias de Estados Unidos que actúan en México, y los gobiernos extranjeros”, indicó.

López Obrador resaltó el acuerdo Rápido y Furioso, operativo que fue avalado por el Gobierno de México y permitió que una agencia estadounidense introdujera armas al territorio mexicano, por lo que señaló también a las autoridades de ese país.

“¿Cómo es posible que se esté ahora acusando a García Luna de protección a una organización criminal y cuando terminó su mandato se fue a vivir a Estados Unidos?”, cuestionó.

A pregunta expresa sobre emprender una investigación en contra del ex presidente panista Felipe Calderón, quien tuvo a García Luna en su Gabinete y se le relaciona con sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa, López Obrador insistió en que estos procesos en México, están en manos de los ciudadanos que así lo decidan.

“Corresponde en este caso a la investigación y en mi postura desde el principio es de que si los ciudadanos solicitan de que se lleve a cabo una consulta para investigar a los ex presidentes, que nosotros actuemos a partir de esa consulta esa fue mi postura desde que tomé posesión”, apuntó.

La nota completa en Quadratín México.