ACAPULCO, Gro., 23 de noviembre de 2016.- El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores respondió a los integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera que piden la presencia del Ejército en el municipio de Teloloapan que “los dos no pueden estar”.

En entrevista con reporteros Astudillo dijo que en el Grupo de Coordinación Guerrero que desarrolla la estrategia de seguridad para el estado y en el que concurren las fuerzas federales y estatales se acordó la instalación de tres Bases de Operaciones Mixtas (BOM) con 150 efectivos en esa zona limítrofe de la zona Norte y la Tierra Caliente.

En Teloloapan el pasado enero surgió la llamada Policía Comunitaria Tecampanera con el objetivo de proteger a la comunidad de las incursiones de la Familia Michoacana que a su vez, en unos videos subidos a Youtube acusó a los comunitarios de pertenecer al grupo rival Guerreros Unidos

El 7 de noviembre dos comunitarios murieron en un enfrentamiento con hombres armados entre las comunidades de Acapetlahuaya y Almoloya.

En un comunicado que repartieron ayer martes luego de tomar el Ayuntamiento y tiendas de autoservicio en la cabecera municipal, exigieron la presencia del Ejército.

Al respecto el gobernador dijo que se habló con el presidente municipal Robell Urióstegui Patiño para que sea el conducto “con quienes han venido organizando la Policía Comunitaria Tecampanera” y que “está listo para que intervenga el Ejército, pero los dos no pueden estar, ya se les dijo”.

Agregó que no pide que desaparezca el grupo de comunitarios, pero que “en la medida de que ellos también piden ayuda y permitan que se les dé ayuda”. Si insisten en permanecer “será muy difícil que llegue la ayuda”, ya que no llamará a que se fomenten los grupos de autodefensa ni que se deshagan, sino que “sencillamente cumplan con la ley”.

Respecto a la exhumación de siete cuerpos en el municipio de Zitlala, el gobernador dijo que se trabaja en las indagatorias.

Sobre el caso de Ajuchitlán del Progreso adelantó que el fiscal Xavier Olea Peláez estará mañana jueves en ese lugar para atender los avances de las investigaciones para rescatar a las personas que siguen secuestradas presuntamente por el grupo delictivo Los Tequileros.

Astudillo Flores respondió también a las preguntas sobre el nombramiento de un encargado de despacho al frente del Organismo Público Descentralizado Acabús y calificó como “un torneo de cifras” el déficit de 40 millones que acusan los asociados a ese nuevo sistema de transporte que opera en Acapulco y que es subsidiado por el gobierno a través de un fideicomiso. Dijo que el déficit real es de 12 millones.