CHILPANCINGO, Gro., 19 de marzo de 2019.- El presidente municipal Antonio Gaspar Beltrán, declaró que la falta de distribución de agua potable no se trata de un tema de sensibilidad o capacidad para gobernar sino de dinero, por lo que pidió a la población que, “como chilpancingueños bien nacidos” hagan conciencia que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) no sólo es responsabilidad del gobierno, sino también de la sociedad.

Mediante una transmisión en vivo en la cuenta de Facebook del Ayuntamiento, único medio utilizado el alcalde, dijo que en los últimos días ha sentido la presión social por la falta de agua pero que era necesario establecer que para que se pueda bombear 24 horas los 365 días del año, se tendría que pagar un recibo mensual de energía eléctrica de cinco millones de pesos, sumado al pago de nómina que asciende a los tres millones.

“No es con bloqueos de calles como vamos a solucionar este gran reto que hoy enfrentamos, por nuestra parte no es falta de sensibilidad, y como lo he dicho es importante que como ciudadanos asumamos también la responsabilidad social que nos corresponde”, expresó.

Dijo a la población que también se debe tomar en cuenta que se avecina la temporada de estiaje en la que los niveles de agua en los pozos de extracción disminuyen, por lo que exhortó a usar de forma responsable la poca agua que se llegue a temer en los domicilios.

El alcalde informó que existen 42 mil tomas de usuarios de los cuales más de 70 por ciento no paga el suministro; reiteró que existen 10 mil tomas clandestinas por lo que hizo un llamado a la conciencia de la ciudadanía para que asuma el compromiso y responsabilidad que le corresponde.