CIUDAD DE MÉXICO, 7 de junio de 2017.- Luego de las elecciones celebradas el pasado domingo 4 de junio en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz, las denuncias ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) no se hicieron esperar, siendo Veracruz y Estado de México los estados que mayor número de quejas recibieron.

Ante ello el titular de la Fepade, Santiago Nieto Castillo dijo en entrevista para Quadratín México, que la Fiscalía a su cargo no persigue partidos, sino a personas físicas sobre quienes recaen las denuncias.

“La Fepade no persigue partidos políticos, ese es un tema importante, perseguimos  personas físicas que están relacionadas con la posible comisión de un delito de naturaleza electoral, por tanto no estamos buscando o persiguiendo a un determinado partido político, sino a la persona física que infringió la norma electoral”, enfatizó.

Señaló que prácticamente todos los institutos políticos han presentado denuncias en contra de personas físicas, militantes, dirigentes o candidatos de otros partidos en los cuales se ha planteado la posible comisión de conductas delictivas en materia electoral.

En ese sentido mencionó, sin especificar la cifra, que el partido que más demandas ha interpuesto en contra de personas físicas es el PAN, seguido de Morena, mientras que en tercer lugar se encuentra el PRI, y en cuarto sitio el PRD.

Refirió que la Fepade es una institución que tiene como finalidad la persecución e inhibición de los delitos, lo que se logra, dijo, a partir de modelos como el blindaje electoral con los despliegues ministeriales, y sobre todo con el conocimiento que debe tener la ciudadanía respecto a las consecuencias que lleva consigo violentar las normas electorales, “que sepan que este tipo de conductas deben ser castigadas”.

Nieto Castillo destacó la coordinación que existe entre la Fepade y el Instituto Nacional Electoral (INE), para trabajar en materia de fiscalización de recursos de partidos políticos, así como al despliegue ministerial, y asuntos relacionados con el registro federal de electores, “todo el acompañamiento de las instituciones es fundamental para hablar de la mejor calidad de los procesos electorales”, sostuvo.

Sin embargo, reconoció que existe una realidad que impide una mejor actuación de la Fiscalía, y es que debido a su centralización en la Ciudad de México, los poco más de 100 ministerios públicos, y los bajos recursos que recibe, mismos que apenas representan el 0.7 por ciento del presupuesto que se les otorga a los órganos electorales a nivel federal, la Fepade se vuelve una “institución chica para la cantidad de denuncias que estamos recibiendo de manera cíclica en cada proceso electoral”.

Más información en Quadratín México.