ACAPULCO, Gro., 28 de septiembre de 2020.- Para verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias en restaurantes y prevenir contagios del virus SARS-CoV-2, causante de COVID-19, la presidenta municipal Adela Román Ocampo realizó un recorrido en establecimientos de la zona turística del puerto.

De acuerdo con un boletín, la primera autoridad del municipio inició el recorrido en el “100% Natural”, ubicado en playa Las Hamacas, donde constató desde su llegada las acciones implementadas como el uso de tapetes para limpiar calzado en accesos, la toma de temperatura corporal, la aplicación de gel antibacterial, la desinfección de mesas de los comensales, la sana distancia y el control sanitario alimenticio.

“La gente que tiene la responsabilidad de prestar un servicio, debe hacerlo con las reglas de sanidad adecuadas. Estamos comprobando que la gente está entendiendo que no hay de otra, más que ser responsables, ser solidarios entre nosotros mismos y como sociedad para cuidarnos. No hay nada más valioso que la vida”, recalcó la primera autoridad municipal.

Posteriormente se trasladó a “La Casa de los Abuelos”, localizado en el Zócalo de la ciudad, donde conversó con los encargados del inmueble para constatar el cumplimiento de los protocolos sanitarios; más tarde culminó su recorrido en el restaurante del Hotel “El Mirador”.

La primera autoridad de Acapulco reiteró que la salud pública siempre será prioridad de su gobierno e indicó que si los establecimientos se comprometen de manera responsable, Guerrero avanzará lo antes posible del color naranja al amarillo y posteriormente al verde, acciones que también deberán de coadyuvar la ciudadanía y turistas.

Este lunes la alcaldesa emitió un mensaje a través de redes sociales para alertar sobre el aumento de contagios de COVID-19 en Acapulco; advirtió que existe riesgo de regresar a semáforo rojo y con ello a un confinamiento que implicaría nuevamente el cierre de playas y comercios, por ello demandó la participación ciudadana.

Adela Román anunció que su gobierno reforzará medidas de prevención, entre ellas el intensificar la supervisión de establecimientos turísticos, para garantizar que cumplan con las medidas sanitarias, y en caso de no hacerlo, se procederá a su clausura inmediata.