ACAPULCO, Gro., 3 de junio de 2020.- La presidenta municipal Adela Román Ocampo lamentó que la población no acate las indicaciones y pidió que hagan caso a las recomendaciones las autoridades han hecho para no estarlos “arreando”.

“Acapulco es donde hay el mayor número de contagios y el de mayor número de muertes (…) hay municipios con el mismo número de habitantes que Acapulco y tienen el doble de contagios, sin embargo, no sé qué pasa con mis paisanos, los vuelvo a decir que les está dando uno indicaciones, les está diciendo uno la gravedad del problema y tenemos que andar como dicen aquí los paisanos, arreándolos”, expresó.

En ese sentido, ejemplificó que en el dispositivo del domingo, autoridades municipales junto con la Guardia Nacional, Marina, Policía Estatal y Municipal, dispersaron una boda en el poblado de La Laguna del Quemado, donde retiraron a casi 400 personas que se encontraban festejando.

“Entiendo a la gente con su fe religiosa, pero no estamos para ir a misas, hago un llamado a los ministros de los distintos puntos religiosos que oren en sus casas, que hagan sus plegarias, pero que no vayan a los centro religiosos, a las iglesias, a los templos porque eso ayuda al contagio masivo”, indicó.

Entrevistada en playa Caleta, después de realizar un recorrido por el comedor comunitario que instaló la Secretaría de Marian para ayudar a personas de esa zona, Adela Román recalcó que si a afluencia de personas no baja y se siguen realizando fiestas, reuniones o convivios, tendrán que ser más estrictos y endurecer las medidas preventivas en el puerto para que la gente se quede en casa y disminuir la curva de contagios.

“Esta semana y la que viene son las más difíciles para Acapulco, por eso no se van a iniciar las clases, nosotros en el puerto como autoridad responsable  tendremos que tomar las medidas que considere pertinentes, tenemos que endurecer las medidas, ya lo anunciaremos, por lo pronto esta semana es de las más difíciles y espero que la gente escuche, entienda y no se deje llevar porque mensajes falsos y perversos de que el gobierno quiere matar a la gente”, explicó.

Indicó que ya se giró un oficio a los banco porque “adentro cuidan a la gente de su sana distancia, que porte cubre bocas pero afuera la gente está amontonada, entonces les estamos pidiendo que cuiden a sus clientes, quien les da a ganar son los clientes”.