ACAPULCO, Gro., 3 de junio de 2020.- Con el objetivo de atender a sectores vulnerables ante la pandemia por COVID-19, el gobernador Héctor Astudillo Flores y su esposa, la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo, pusieron en marcha el programa de asistencia alimentaria para atender a niñas y niños en los 81 municipios de la entidad.

De acuerdo con un boletín, durante un acto en Casa Guerrero, se informó que se distribuirán casi 225 mil despensas e insumos alimenticios que fueron reconvertidos del Programa de Desayunos Calientes a beneficiarios de 2 mil 661 escuelas, con un avance de mil 34 en el estado.

“Son una gran cantidad de despensas que se van a entregar, son casi 225 mil despensas que se han reconvertido de lo que eran los Desayunos Calientes y al no haber clases, se reparten para que cada niño reciba su despensa”, explicó Astudillo Flores.

Esta dotación alimenticia corresponde al bimestre mayo-junio, detalló la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo y agregó que beneficiará a niñas y niños en La Montaña, Zona Norte, Costa Grande, Centro y Acapulco en los próximos 15 días.