ACAPULCO, Gro., 4 de octubre de 2019.- Las oficinas del Ministerio Público del sector Coloso fueron cerradas la mañana de este viernes por el propietario de inmueble, pues se le adeudan 10 meses de renta, luz y agua.

En la entrada principal de las instalaciones amanecieron dos cartulinas firmadas por el dueño del lugar, en las que se lee que fueron cerradas con candado por falta de pago y porque incluso le avisaron que no se le pagaría en todo el año.

Unos 15 trabajadores permanecen afuera, mientras esperan alguna indicación de las autoridades ministeriales. Hasta el momento la Fiscalía General del Estado no ha emitido ninguna información al respecto.