CHILPANCINGO, Gro., 21 de octubre de 2018.-“Nosotros lo que pedimos es tranquilidad, pedimos que nos dejen trabajar, pedimos que tengamos un país en paz”, expresó el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) Javier Saldaña Almazán, luego de los hechos de extorsión y secuestro de los que han sido víctimas en los últimos días.

Durante su discurso al conmemorar el 58 aniversario del inicio de la lucha por la autonomía universitaria, el rector informó, sin dar más detalles, que durante la madrugada de este domingo se logró la liberación de la esposa de un director que estaba secuestrada, y anteriormente un joven que sufrió secuestro exprés.

Dijo que se ha mantenido en contacto con el gobernador Héctor Astudillo Flores, el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila, y autoridades militares para atender las afectaciones que ha tenido la Uagro en Acapulco en donde, dijo en entrevista, se dará seguridad a 12 unidades académicas, y se harán recorridos a pie desde Psicología hasta Turismo y en Medicina.

Ante los presentes Saldaña Almazán se dijo preocupado porque al comenzar el ciclo escolar quedaron libres 3 mil espacios en preparatorias y 500 en licenciaturas por muchas circunstancias, aunque precisó que en preparatorias “quizá nos están ganando a los jóvenes las organizaciones delictivas”.

En entrevista posterior el rector consideró que ya habían pasado varios meses sin que los universitarios sufrieran por actos delictivos, y recordó que entre 15 y 20 días anteriores le marcaron a 13 directores para extorsionarlos pero no pasó a mayores.

Agradeció a las autoridades porque ha encontrado eco a la situación, y reconoció que hubo a quien no le gustó que haya declarado el problema sin embargo, consideró, se trata de una manera de protegerse.

Quadratín Guerrero informó que Saldaña Almazán reveló que la semana pasada en tres días intentaron raptar  a cinco alumnas de la Universidad, y que además tres escuelas decidieron no laborar, por lo cual ahora el Ejército vigilará las instituciones.