ACAPULCO, Gro., 14 de enero de 2019.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, admitió que líderes de Morena estuvieron detrás de los abucheos al gobernador Héctor Astudillo Flores durante un evento en Tlapa, y los llamó que a actúen con responsabilidad y respeto, y no alienten la protesta contra autoridades de otros partidos.

Durante su conferencia de prensa de esta mañana, López Obrador reiteró que “ya pasó la campaña” y señaló que se tiene actuar con urbanidad política.

“Aprovecho para hacer un llamado a todos los dirigentes del movimiento que llevó a cabo la transformación para que actúen con mucha responsabilidad, que no se aliente la protesta contra las autoridades surgidas de otros partidos, que actuemos de manera respetuosa, el poder es humildad y ya se debe de acabar el sectarismo, los gritos, los sombrerazos, tenemos que actuar en unidad, todos, para sacar adelante a nuestro pueblo”, indicó.

Agregó que hablará con Astudillo Flores “para que no deje de acompañarme a los actos”, y que también dialogará “con los dirigentes nuestros”, porque “a veces se extralimitan y entonces quieren cobrarse agravios y promueven esos abucheos, yo no soy de ayer, ya llevo algún tiempo en esto, entonces sé cuando se trata de algo espontáneo y cuando es una provocación montada, entonces ya, como dicen los jóvenes ‘ya chole con eso’”.

A pregunta expresa de si el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros fue quien promovió las rechiflas contra el mandatario estatal, el presidente respondió que no lo sabe, pero subrayó que ese tipo de situaciones no son agradables.

“A mí me da pena, imagínense, voy con una autoridad, con un invitado, y lo maltratan, me molesta mucho eso”, concluyó.