CHILPANCINGO, Gro., 11 de agosto de 2020.- La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) llamó al magisterio a una desobediencia educativa.

Esto, al considerar que en Guerrero no hay condiciones para el regreso a clases el próximo 24 de agosto, a través del sistema virtual, por canales de televisión.

El integrante de la Comisión de Educación de la CETEG, Víctor Bartolo de la Cruz atribuyó una decisión unilateral del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán

Consideró que tanto López Obrador como Moctezuma Barragán no tomaron en cuenta a los alumnos, ni a los maestros ni mucho menos a los padres de familia.

Ante ello, dijo que maestros disidentes del estado a partir del 24 de agosto impulsarán el Proyecto Guerrerense Altamiranista y no iniciarán clases con las televisoras.

Hizo un llamado a las autoridades “para que no haya represalias para los docentes que diseñen actividades diferentes a las que el sistema educativo” vaya a aplicar. 

Agregó que los gobiernos federal y estatal saben que en Guerrero se carece de infraestructura y muchas comunidades ni siquiera cuentan con luz eléctrica o televisión y mucho menos con acceso a Internet.

Indicó que la CETEG tiene conocimiento de que en Guerrero “en al menos 569 comunidades con menos de dos mil 500 habitantes no hay luz, ni caminos pavimentados”.