CHILPANCINGO, Gro., 8 de mayo de 2018.-El candidato a senador del PRI Manuel Añorve Baños llamó a no permitir campañas de odio y aseguró que cuando empiezan las descalificaciones quiere decir que “no les está yendo muy bien”.

En su discurso ante un grupo de empresarios de Chilpancingo, Añorve Baños dijo que en este tiempo de la campaña no se puede dar marcha atrás sino se debe ver hacia adelante además de no tener que aguantar una campaña de “adversarios de odio”.

“No tenemos por qué aguantar una campaña adversarios de odio, que solamente están en el odio echando aceite, como dicen en la costa; la gente no quiere pleitos entre los políticos la gente quiere propuestas porque al final de cuenta la gente quiere ver cuáles son las propuestas para beneficiar el pueblo de Chilpancingo”, expresó.

En entrevista reiteró que no se debe permitir la campaña de odio porque sólo se tratan de golpeteo sin propuesta, aunque rechazó decir algún nombre y dijo que cada quien se ponga el saco.

Con respecto a la denuncia interpuesta por el PRD ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por el acto organizado por Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, indicó que no le preocupa pues se trató de una cena en una casa lo cual está acreditado.

“Pasiflorina, hay que tomar pasiflorina, hay que relajarse porque cuando las cosas no les empiezan a salir bien a alguien es cuando empiezan las descalificaciones, es cuando empiezan a ver moros con tranchetes, yo no me dirijo a nadie en particular todos merecen mi respeto, pero pues pasiflorina y nos vamos así tranquilitos en la campaña”, expresó.

Sobre la negación del Congreso local para la reincorporación del presidente con licencia Marco Antonio Leyva Mena, Añorve Baños consideró que no es algo que pueda afectar al PRI en el proceso electoral.

“No le va a afectar, el PRI es sólido, es fuerte y hay unidad, en el PRI no hay desprendimientos e incluso hay adhesiones”.