ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2019.- El tenista español Rafael Nadal, reconoció que ha llegado un “un poco justito” a la competencia debido a que no ha podido entrenar mucho, pero afirmó estar listo para su partido este martes en el Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco.

Durante una conferencia de prensa, el español señaló que su última derrota contra Djockovic fue fácil de asimilar en lo mental, ya que venía de cuatro meses sin jugar y sin competir, pero tomó unos días de descanso y después empezó a entrenar.

“En verdad que he llegado aquí un poco justito porque no he podido entrenar mucho estos días, estoy feliz de volver a Acapulco, feliz de haber podido estar estos días por aquí y entrenar esta tarde y espero estar preparado para el partido de mañana”, aseguró.

De su partido contra el alemán Mischa Zverev, a quien ya le ha ganado, en dos ocaciones en cancha dura, Rafael Nadal dijo que todos los partidos eran complicados sobre todo cuando ha estado un tiempo sin competir, además admitió que el juego de su contrincante era agresivo y fuera de lo típico.

“Es un jugador que saca mucho a la red, que va hacia adelante y es un jugador incómodo, pero estoy preparado para aceptar que quizás no será el día con las sensaciones perfectas, pero es un día para salir y competir de la mejor manera posible y tratar de pasar de la manera como sea”, indicó.

Del último torneo en Latinoamérica de su compatriota David El Rey Ferrer antes de su retiro, el de Mallorca dijo que era una pérdida importante para el tenis, pero que ya tenía su edad y el tiempo pasa, además que ya es momento de que disfrute a su familia, asimismo dijo que era un gran compañero, un buen amigo y como deportista ha sido de los que mayor regularidad ha tenido y a un nivel altísimo.

“Es difícil de encontrar un ejemplo más positivo para los jóvenes a nivel de profesionalidad, creo que David es un claro ejemplo de alguien que ha hecho muchos sacrificios para ser mejor y la realidad es que lo ha conseguido”, expresó.

Abundó que David Ferrer en el tenis será recordado como una gran persona y un jugador de los más importantes en los últimos 20 años.

Por otra parte, respecto a la academia de tenis que abrió en México, Rafael Nadal mencionó que a mediano y largo plazo le gustaría ayudar y atender a jugadores jóvenes, aunque reconoció que en este momento el tenis mexicano no está pasando en su mejor momento, es por eso que sería importante algún jugador porque al final de todo es quien crea y marca una línea hacia los otros jóvenes y eso genera expectativas, ilusión y confianza. El español dijo que no iba a engañar a los mexicanos, pero donde realmente estaban formando a niños a nivel profesional era en Mallorca, España, ya que ahí tenía todas las facilidades para los niños y niñas a nivel profesional.