CHILPANCINGO, Gro., 28 de julio de 2021.- El gobierno del estado rindió un homenaje luctuoso al ex gobernador René Juárez Cisneros en la explanada de la sede del Poder Ejecutivo.

El ex mandatario falleció el pasado lunes, después de tres meses de enfrentar los efectos del Covid 19. Este martes el Congreso de la Unión le ofreció un homenaje de cuerpo presente en la sede legislativa.

En el homenaje de este mediodía, en el que el gobernador Héctor Astudillo Flores fue el único orador, señaló que la entidad había perdido a uno de sus hijos más representativos, al que la pandemia “le costó mucho vencerlo” en referencia a Juárez Cisneros.

En este acto, permanecieron exhibidas las cenizas de quien había ocupado los cargos de alcalde de Acapulco entre 1990-1993 y, que actualmente se desempeñaba como coordinador de los diputados del PRI en el Congreso de la Unión.

Astudillo Flores reconoció al ex mandatario por ser un claro ejemplo de la cultura del esfuerzo, y a quien catalogó como un municipalista, dado que durante el periodo en que fungió como gobernador, 1999-2005, fue impulsor de la conformación de los municipios de José Joaquín de Herrera, Iliatenco, Marquelia, Juchitán y Cochoapa El Grande. 

En la ceremonia estuvieron presentes los ex gobernadores Rubén Figueroa Alcocer y Zeferino Torreblanca Galindo; Se esperaba la asistencia de Rogelio Ortega Martínez y Ángel Aguirre Rivero pero estos presentaron sus excusas.

Mientras que, entre los familiares de Juárez Cisneros, estuvo Virginia Campos Perea, quien era su actual pareja, así como sus hijos Ana María y Rene Juárez Albarrán; María René, Carmen Andrea y Carlos Emiliano Juárez Acevedo; Mariana y Ricardo Juárez Campos; Atenas Juárez Olagivel, así como Bernardina y Ricardo, hermanos del fallecido.

El propio Héctor Astudillo Flores, mencionó que se determinó un acto reducido para el cuidado de los asistentes frente a la pandemia, y toda vez que la entidad permanece en semáforo naranja. Incluso, no hubo acceso a representantes de medios de comunicación.