PETATLÁN, Gro., 12 de noviembre de 2019.- El alcalde Esteban Cárdenas Santana informó que la tarde del lunes arribaron a la cabecera municipal más de 100 efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Federal, quienes, con apoyo de la Policía Estatal, se encargarán de tareas de seguridad en el municipio, tras los recientes hechos violentos.

Entrevistado luego de iniciar la obra de un tramo de la nueva Ciclovía, paralela a la carretera nacional Acapulco-Zihuatanejo, informó que se ha tenido todo el respaldo tanto del gobierno del estado como del federal en cuestiones de seguridad.

Indicó que en días pasados circularon en redes sociales mensajes apócrifos para causar temor en la población, que provocaron que maestros suspendieran las clases en el nivel de preescolar y primaria en la cabecera municipal y en San Jeronimito, las cuales se restablecerán el miércoles.

Cárdenas Santana indicó que los uniformados que llegaron a Petatlán comenzaron a instalar filtros de seguridad en las comunidades San Jeronimito y Palos Blancos, así como en la cabecera municipal. “Debe haber confianza en la población en que no serán violentados sus derechos, pero también entender que es su función brindar seguridad y hacer las debidas revisiones”, expresó, y agregó que espera que regrese la tranquilidad al municipio.

Mencionó que en reuniones con mandos de la Policía Estatal del Grupo Jaguar, se hicieron observaciones sobre patrullas que hacían “cosas no adecuadas”, y dio a conocer que “estas ya fueron sacadas de Petatlán, se quitaron del municipio y se enviaron a Chilpancingo”.

Añadió que también se revisa la situación de las personas que fueron detenidas el pasado 1 de noviembre, cuando ocurrió el bloqueo y quema de vehículos. “Uno de ellos venía hacia una cita médica y no dijo que no tenía nada qué ver con los aspectos vandálicos siendo detenido aun cuando mostró documentación, y es un tema que está dentro del proceso de investigación y se debe resolver”, apuntó.