CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio de 2016.- Sin importar la lluvia veraniega, que cae sobre el Zócalo capitalino, Alejandra Guzmán inició su show cerca de las 19 horas, como parte de las actividades de la Marcha por el Orgullo Gay.

Aunque la plancha capitalina no luce llena, quienes se quedaron a disfrutar abrieron paraguas o compraron los clásicos hules de 10 pesos para no mojarse.

En tanto, la cantante, hija de dos leyendas del medio artístico mexicano, Silvia Pinal y Enrique Guzmán, cantó Reina de Corazones, y después brindó un cálido mensaje a la comunidad.

“Felicidades. Es increíble la belleza de este día porque todos somos iguales. Viva el amor de cualquier sexo; lo único que necesitamos es el respeto”, dijo con su inconfundible voz rasposa.

“Gracias por enseñarnos cómo es una familia, cómo seguir unidos y salir adelante”, expresó emocionada y agregó: “esta canción está dedicada a aquellas locas” e inició la interpretación de Loca y soltó globos blancos que emocionaron a los presentes.

La nota aquí.