CHILPANCINGO, Gro., 21 de diciembre de 2013.- Tixtla quedó completamente liberada de la inundación que ocupó aproximadamente el 25 por ciento de la zona urbana a consecuencia de la tormenta tropical “Manuel”, informó la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG).

La dependencia resaltó el apoyo del gobierno federal para brindar atención integral a la población que resultó damnificada con la inundación, ocasionada por el incremento del caudal de la laguna, el cual se calculó en 13 millones de metros cúbicos.

Para atender esta contingencia se instalaron sistemas emergentes para el desalojo del líquido, consistentes en dos emisores a presión para lo que se instaló 6 kilómetros de tubería de hierro dúctil y cuatro equipos de bombeo que se trasladaron de otros estados de la república, informó la dependencia en un comunicado.

A través de estos emisores, que desembocaban en la cuenca del río Balsas y Río Azul, se desalojaban hasta 1500 litros de agua por segundo, contemplando también los cuatro resumideros naturales de la laguna, los cuales tuvieron que ser rehabilitados ya que se encontraban azolvados.

De manera general se logró evacuar la anegación que alcanzó los 3 metros de altura y para evitar brotes infecciosos se aplicaron 11 mil litros de hipoclorito de sodio y mil 200 kilogramos de hipoclorito de calcio, insumos que se aplicaron en las descargas del agua y en calles adyacentes a la zona afectada.

Se continúan efectuando operativos de saneamiento en cisternas, ductos, viviendas y calles afectadas en coordinación con la Secretaría de Salud y posteriormente se analizará el mecanismo ideal que ayude de manera definitiva a evitar inundaciones y daños a futuro.