ACAPULCO, Gro., 13 de diciembre de 2016.- El dirigente del Comité Ejecutivo Municipal (CEM) del PRI, Fermín Alvarado Arroyo señaló de inoportunas y desafortunadas las declaraciones del ex procurador perredista Alberto López Rosas, quién dijo que a cinco años del enfrentamiento entre la Policía Estatal y normalistas de Ayotzinapa, aún impera la impunidad.

Como informó Quadratín Guerrero, el fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez acusó en un desplegado que el ex procurador ordenó la agresión en contra de los normalistas que bloqueaban la Autopista el 12 de diciembre de 2011, y en la que fallecieron dos estudiantes y un empleado de una gasolinera, en respuesta a un comunicado con el que López Rosas “pretende lavarse las manos”.

Entrevistado antes de participar en la mesa de análisis por la conmemoración del descubrimiento de la bahía de Acapulco, Alvarado Arroyo sostuvo que el perredista fue protagonista, junto “a sus policías”, del ataque a los normalistas, y consideró grave que el asesor del alcalde Evodio Velázquez cuestione la impunidad en el caso, cuando “él hizo todo para desconfigurar la probable responsabilidad de los elementos policiacos que estuvieron bajo su mando”.

Ante esto, puntualizó que este hecho es un reflejo de la desorganización y descoordinación del gobierno del PRD.