SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 7 de julio 2019.- La indignación en el ambiente luchístico por el homicidio de Anarquía Punk -del grupo Los Demonios- se recrudeció con la fuerte exigencia de justicia para el joven protagonista de lucha libre, quien fue ultimado a balazos por un asaltante en la colonia Cactus el jueves por la tarde.

Omar Josafat, practicaba como luchador en la arena Margarita, fue sepultado este fin de semana por su esposa e hijos, a quienes sostenía trabajando como proveedor de la empresa Sabritas; un maleante lo sorprendió en aquel sector de Soledad de Graciano Sánchez, cuando Omar se resistió a entregar las ganancias del día, recibió dos impactos de bala que acabaron con su vida más tarde en un centro hospitalario.

Para el luchador Juan Padrón Luna, Rayo de Plata, es importante que toda la comunidad deportiva se una ante la desgracia de Anarquía Punk, sobre todo en una exigencia de justicia para que las autoridades den con el responsable de este reprobable acto, pues truncaron la vida de una promesa luchística que dedicaba su tiempo al trabajo y la familia.

La nota aquí.