CIUDAD DE MÉXICO, 23 de julio de 2019.- En los últimos 100 años, 2 mil 793 palabras han sido excluidas de las ediciones de los diccionarios porque estaban en desuso o tenían poca o nula documentación, requisitos para permanecer, anunció recientemente la Real Academia Española (RAE).

Por ejemplo, pilluelo fue retirada, mientras que otras como machín se integrarán al Diccionario de Mexicanismos en 2020, expuso Concepción Company, investigadora emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM e integrante de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), según indica un comunicado.

Para ser conservadas, explicó, las palabras requieren de cierta cultura lingüística o literaria, pero si no tienen ninguna función, valor o son de poco uso, aunque tengan una o dos documentaciones, son evaluadas por la comisión de lexicografía de una academia de la lengua, que determina mantenerla o desecharla.

Es el caso de pilluelo o pillastre, derivadas de pillo, que fue eliminada por la RAE porque se trata de un derivativo (segmento o partícula que participa en la derivación de palabras) que puede crear cualquier persona y no requiere consulta al diccionario.

“Los derivativos no tienen por qué ponerse en un diccionario, como mesita o cajita, porque son una creación posible de cualquier hablante. Entonces, parte de esa lista de salida es porque son transparentes (de significado fácilmente deducible) respecto de su base léxica”, explicó.

Por esta y otras circunstancias, otras perdieron su lugar en el diccionario enseñorearse, escritorzuelo, cuñadez, durindaina (justicia), bajotraer (humillar) y cocodriz (cocodrilo hembra).

“Cocodriz me gusta, es un clásico, está en las crónicas del siglo 18, que es el siglo de las clasificaciones, de la botánica, de la zoología, de los grandes taxónomos de la historia de la humanidad; es la hembra del cocodrilo, documentada en textos periodísticos de ese periodo, pero aun así la RAE la sacó”, añadió Company.

Sigue la nota aquí.