CHILPANCINGO, Gro., 29 de octubre de 2014.- Maestros egresados de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa  e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG),tomaron las instalaciones del ayuntamiento de Zihuatanejo.
Por segunda ocasión en este mes, los maestros disidentes tomaron la alcaldía, como acto de presión para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre en el municipio de Iguala.
Desde las ocho horas de este miércoles, los docentes comenzaron a aglutinarse en la entrada principal del ayuntamiento.
Dos horas después, un comité ingresó al vestíbulo de la alcaldía y se reunió con los síndicos Juan Manuel Álvarez Barajas y Juvenal Maciel Oregón; con el secretario general del ayuntamiento, Antonio Reyes Pascacio, algunos regidores y directores de área.
Los maestros disidentes dieron un lapso límite de media hora para desalojar el edificio público.
La docente Josefina Saucedo, coordinadora de sector y líder del comité de lucha, les informó que la toma del inmueble será por tiempo indefinido, hasta que las autoridades de los tres niveles de gobierno den respuesta favorable por los 43 normalistas desaparecidos y hagan justicia por los tres estudiantes asesinados a manos de policías de Iguala y sicarios.
La decisión de tomar las alcaldías municipales fue un acuerdo tomado en la última asamblea general de la CETEG.
Luego de tomar el ayuntamiento, un grupo de maestros se dirigió a las instalaciones del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo (Fibazi) y a las oficinas recaudadoras de Finanzas, cuyos accesos bloquearon por varias horas.
La jefa de sector del magisterio indicó que, además de la toma de edificios públicos, hay 20 escuelas que permanecerán en paro durante 72 horas, a partir de este miércoles.