CHILPANCINGO, Gro., 13 de octubre de 2019.- Integrantes de la organización indígena Vicente Guerrero y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, marcharon en Chilapa a dos años del asesinato del luchador social Ranferi Hernández Acevedo, por quien exigieron justicia.

El contingente partió de la glorieta Eucaria Apreza y recorrió alrededor de dos kilómetros por la carretera Chilapa-Ahuacoutzingo, hasta llegar al lugar donde fue encontrado el cuerpo del activista, su esposa, su suegra y su chofer.

Participaron más de 100 personas y también acudieron Saúl López Sollano, del grupo Pro AMLO; Martha Obezo, viuda de Armando Chavarría y la hija de Ranferi Hérnandez, Diana Hernández.

A través de un comunicado, la organización Vicente Guerrero señaló que el asesinato de Ranferi Hernández se encuentra impune, porque la Fiscalía General del Estado (FGE), ha reducido el caso a solicitar la realización de los peritajes y no hay ningún detenido u orden de aprehensión.

Al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador exigieron que cumpla su promesa ya que “recientemente usted dijo durante su visita a La Unión, atención especial merece Guerrero, por eso tendrá todo el apoyo del gobierno federal. Sólo le advertimos que de nada servirán sus buenas intenciones si permite que se cuele la falsedad, la simulación, el oportunismo de las salamandras del viejo régimen y la impunidad; de quién usted afirmó es un buen gobernador”.