CHILPANCINGO, Gro., 10 de mayo de 2021.- Unos 100 familiares de personas asesinadas y desaparecidas por la delincuencia organizada marcharon en Chilapa para exigir justicia.

La marcha también se llevó a cabo para recordar que se cumplen seis años en que más de 300 civiles armados irrumpieron en esa ciudad; del 9 al 14 de mayo de 2015, desaparecieron más de 30 personas.

Vía telefónica, el coordinador del colectivo Siempre Vivos de Chilapa, José Díaz Navarro dijo que a seis años de la irrupción de civiles armados quienes se llevaron a más de 30 personas de ese lugar, hoy más de 50 familias singuen sin encontrar la justicia.

 “Andamos como limosneros pidiendo justicia, tenemos seis años de dolor, de tristeza de coraje. Una gran impunidad y la justicia se le ha negado para el pueblo de Chilapa”, lamentó.

Díaz Navarro señaló que existe una gran decepción, ya que el candidato a la alcaldía del PRD es Job Encarnación Cuenca. “Estaba como secretario de Seguridad cuando llegaron los civiles armados, de Los Ardillos, ahora él (Job Encarnación) es el candidato de ellos, de los Ortega Jiménez, vamos de mal en peor”.

Agregó que aún en el gobierno federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador,  el grupo delictivo Los Ardillos sigue teniendo protección en Chilapa, “porque vemos que son intocables. De los hechos 9 al 14 de mayo del 2015 se sigue pidiendo justicia, fue el gobierno federal quien a trajo el caso. La entonces PGR tomó el caso y se liberaron 25 órdenes de aprehensión, entre ellos los hermanos Ortega Jiménez y no ha pasado nada”.

El coordinador del colectivo Siempre Vivos estimó que en los últimos 10 años se han contabilizado aproximadamente 500 personas desaparecidas en la zona de Chilapa.

Denunció que hace un mes, un grupo armado privó de su libertad a tres personas en la comunidad Nejapa cuando se encontraban trabajando en una tienda de materiales.