ACAPULCO, Gro., 4 de febrero de 2015.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) y padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos marchan sobre la avenida Cuauhtémoc, a la altura del Fraccionamiento Hornos en Acapulco.

 

Los más 200 maestros, encabezados por el director general de la sección 56 del SUSPEG, pretenden llegar al zócalo porteño para tomar las instalaciones.

 

La marcha es para exigir la presentación con vida los futuros maestros de Ayotzinapa, desaparecidos hace más de cuatro meses en Iguala, además de pedir el pago de las últimas quincenas de más de mil 400 trabajadores del magisterio.