PUNGABARATO, Gro. El obispo de la diócesis de Altamirano, Maximino Martínez Miranda, hizo un llamado a que pare la violencia en Tierra Caliente y a que liberen al padre Gregorio López Gorostieta, plagiado la madrugada del lunes por un grupo armado en pleno seminario católico.

 

Martínez Miranda precisó en entrevista con El Sur de Acapulco no considera que haya algún problema directo contra los sacerdotes, a pesar de los casos que se han dado en los últimos años, “porque nosotros nos dedicamos a servirle a la gente y a Dios, para predicar el evangelio, no hacemos algo más, nuestra labor es la redención de la persona”, no hizo un llamado para que los responsables liberen al padre Gregorio, quien es maestro del seminario, y al mismo tiempo pidió por el perdón de los agresores.

 

Confirmó que “hasta el momento no se puede hablar de un secuestro porque nadie está pidiendo dinero por su liberación, y que sólo se sabe que se lo llevaron y que no hay indicios de su paradero”. En ese sentido, el obispo precisó que el único reporte que tiene “es que se escucharon disparos y hubo reportes de ruidos en el seminario desde la madrugada del lunes, cuando desapareció el padre Gregorio López”.

 

Asimismo, el obispo confirmó que todos los sacerdotes de la Diócesis emprenderán hoy una marcha desde los a glorieta de los Héroes a la catedral.

 

Leer más en El Sur de Acapulco