ACAPULCO, Gro., 28 de octubre de 2018.- El secretario de Gobierno Florencio Salazar Adame reconoció que de los 10 mil policías con los que se cuentan en las secretarías de Seguridad Pública estatal y municipales, “prácticamente el 50 o 60 por ciento están inhabilitados” porque no pasaron sus exámenes  de control y confianza.

Sin embargo, justificó que los agentes no pasan las pruebas de confianza porque los estándares de calificación son altos, “nosotros esperamos que con la propuesta que ha hecho el presidente electo Andrés Manuel López Obrador cuando se configure el Mando Único podamos tener mayores fortalezas para tener policías más capacitadas, y tengamos un número mayor de policías eficientes”, indicó.

Durante su discurso en la toma de protesta del Consejo Directivo 2018-2020 de la Barra de Acapulco, Colegio de Abogado AC, Florencio Salazar reconoció que los habitantes están “incomodos, molestos, enojados, irritados” por todos los hechos de violencia que se han suscitado en el estado.

Ante ello, llamó a la sociedad a que “tengamos una concordancia de respeto a la ley y busquemos la solución de nuestros problemas con la ley y con la fuerza de la ley”, aunque precisó que “es obligación del Estado dar seguridad a los ciudadanos, proteger sus bienes, asegurarle que pueden salir de su casa”.

Reconoció, que si algo falla por parte de los gobiernos, la sociedad debe ser quien ponga un acento y así poder reconocer la paz y tranquilidad.