ACAPULCO, Gro., 9 de junio de 2018.- Entre 180 a 200 pobladores, en su mayoría mujeres y niños, azuzados por el comisario ejidal de Filo de Caballos, arrebataron con actos violentos a cuatro detenidos que habían agredido a balazos a la Policía del Estado en Corralitos, ambas comunidades del municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), donde se encontraron tres personas sin vida, entre ellas el comisario de este último poblado.

En un comunicado el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, recordó que se había recibido el reporte de un enfrentamiento en la comunidad de Izotepec, municipio de Heliodoro Castillo, por lo que inmediatamente un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública estatal se trasladó a dicho poblado, donde se constató que se habían efectuado disparos de arma de fuego desde un cerro aledaño sin registrarse heridos ni muertos.

Por lo anterior se decidió una fuerza conjunta entre policías estatales con el apoyo de personal del Ejército para brindar seguridad a la zona.

Paralelamente, a las 11:00 horas se reportó que había vehículos atravesados en la carretera cerca de la localidad de Xochipala, municipio de Eduardo Neri, y que en Corralitos había un enfrentamiento.

La Unidad de Fuerzas Especiales de la Policía del Estado y Policía Rural Estatal se movilizó y al llegar a Corralitos, a las 14:00 horas, al efectuar un reconocimiento, delincuentes agredieron a balazos a los policías desde una casa.

Los efectivos repelieron la agresión y detuvieron a cuatro hombres con dos fusiles AK47 y dos AR15, así como un arma corta calibre 38 súper.

Agentes de la Policía Ministerial acudieron a realizar las diligencias correspondientes y localizaron tres cuerpos en la vivienda, uno corresponde al comisario de Corralitos, así como una camioneta blanca con múltiples disparos de arma de fuego, una casa y un vehículo incendiado.

Al trasladar a los cuatro detenidos con las armas aseguradas para ponerlos a disposición de las autoridades competentes, un grupo de pobladores azuzado por el comisario ejidal de Filo de Caballos les impidió el paso y con actos violentos les arrebató a los detenidos.

Por estos hechos violentos se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público contra quien o quienes resulten responsables.