ACAPULCO, Gro., 21 de febrero de 2019.- El director de Telebachillerato de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) Eduardo Cueva Ruiz informó que los cuatro principales factores de la deserción escolar son por noviazgos, matrimonios, embarazos y pobreza.

Entrevistado en un hotel en la Costera del puerto, luego de inaugurar el segundo taller presencial de Transición al Modelo Educativo para los planteles de Telebachillerato Comunitarios, Cueva Ruiz reconoció que la inseguridad es otro de los factores que provocan la deserción escolar, aunque en menor porcentaje.

“Hemos descubierto que el mayor número de jóvenes es por la cuestión del matrimonio, noviazgo y embarazos, es por ello que en esta capacitación que estamos haciendo, no estamos metiendo números ni tampoco parafraseos educativos, sino que estamos metiendo psicólogos que puedan ayudar a los maestros y dar esa claridad de cómo poder contener a estos alumnos a que no se vayan y sólo estudien preparatoria y bachillerato y no sigan estudiando”, explicó.

Dijo que uno de los objetivos es incrementar la matrícula en el nivel de Telebachillerato, donde actualmente tienen una matrícula de 14 mil jóvenes en los más de 300 planteles ubicados en las zonas más lejanas de Guerrero.

“Queremos establecer está continuidad en las universidades, es por ello que vamos a firmar convenios con la Universidad Tecnológica en todas las regiones de Guerrero, que tengan paciencia y puedan seguir estudiando y establecer una mejor de vida para ellos y los suyos”, indicó.

Cueva Ruiz informó que la deserción escolar ha sido de entre el 20 y 30 por ciento y agregó que también buscarán que los profesores a quienes los estudiantes ven “como un segundo padre”, tengan una conectividad con ellos para motivarlos a seguir estudiando la universidad.

Por otra parte, Eduardo Cueva señaló que la inseguridad también ha estado cerca de los telebachilleratos, pero han tratado de ser flexibles con los docentes y establecer una comunicación con ellos, así como con todos los estudiantes, “la verdad, aunque exista ese problema de la inseguridad en algunos lugares, hemos tratado de seguir las clases y no hemos tenido mayor problema porque hemos sabido contener esas circunstancias, no tenemos ningún plantel cerrado”.