CHILPANCINGO, Gro., 7 de mayo de 2021.- El candidato de la alianza PRI-PRD a gobernador de Guerrero, Mario Moreno Arcos dijo que lo pueden acusar de todo, menos de deshonesto, un día después de que Félix Salgado Macedonio le cambió su segundo apellido por el de “narcos”.

“A Mario Moreno lo pueden acusar de lo que quieran, menos de deshonesto, jamás me he quedado con algo que no sea mío”, expresó el candidato priista en un evento en Olinalá.

Agregó que su desempeño en la administración pública le permite recorrer el estado con la cara en alto “sin problemas de señalamientos”.

En su discurso, Moreno Arcos dijo que ha ganado seis elecciones en las que ha participado y que en Chilpancingo ganaría de nuevo si el partido lo postulara otra vez.

Este jueves en Chilpancingo, en un mitin de la candidata de Morena a la gubernatura, Evelyn Salgado Pineda, Félix Salgado señaló que Mario Moreno Arcos y Alejandro Arcos Catalán eran “narcos”, aunque después entre risas dijo “perdón son Arcos”.