ACAPULCO, Gro., 21 de febrero del 2020.- Exhorta el  Secretario de Salud, Carlos De la Peña Pintos, a retomar la Atención Primaria a la Salud, esto durante la Clausura de la 5ta. Generación del Curso de la Especialidad en Medicina Familiar 2017-2020 con residencia en el Hospital General Raymundo Abarca Alarcón.

De acuerdo con un boletín, la medicina familiar, es la de primer contacto y se enfoca a  la atención de la salud del ser humano desde recién nacido, preescolar, adolescente, adulto joven y adulto mayor.

En el año 2013 se inició el curso de especialización de medicina familiar para médicos generales en el Hospital General Raymundo Abarca Alarcón,  sumando con ésta,  cinco generaciones con 67 especialistas egresados.

Al respecto De la Peña Pintos dijo que como médicos familiares tienen una gran tarea, puesto que “Guerrero tiene muchos retos; como la pobreza, la marginación, y la dispersión poblacional” dichas dificultades -dijo- se traducen en las enfermedades que presentan los pacientes.

Comentó que a lo largo de la historia en la entidad se han vivido transiciones demográficas, transiciones epidemiológicas, y en estos momentos una transición del modelo de salud, situaciones a las cuales el personal de salud se debe ir adaptando y adecuando para poder mantener la atención a la población, privilegiando la atención primaria a la salud.

Dijo que con medidas desde el hogar, “lugar donde comienza verdaderamente la salud” es cómo se puede ir cambiando el panorama de la saturación de hospitales, mismos que diariamente se ven superados por pacientes con enfermedades crónicas degenerativas.

La idea es que “haya adultos mayores sanos, no desgastar a las familias y al sistema de salud”, por tal motivo el reto como médicos familiares es “captar  la atención de la población para que mejoren sus estilos de vida y lograr que el 80 por ciento de los problemas  de salud  se atiendan en las unidades de primer nivel de atención, dejando el resto para los hospitales de segundo y tercer nivel.

De la Peña Pintos mencionó que los cinco médicos que este año egresan, se incorporaran a unidades en las regiones de Tierra Caliente, Montaña, Costa Chica y región Centro.

Los exhortó a no perder el enfoque como servidores públicos, y “dar gracias a los pacientes por la confianza que depositan en cada uno de ellos”.

Destacó que la gratitud es un valor fundamental que debe predominar en todos los seres humanos, para con todas las personas y en especial a los que contribuyen en la formación de profesionales de la salud, desde la familia, las universidades, las instituciones de salud y todo el personal de las mismas que enriquecen el conocimiento médico.