CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero de 2019.- La politóloga Denise Dresser acusó de mentirosos a Alfonso Durazo y Ricardo Monreal, añadiéndose a la aseveración de lo que este miércoles Alejandro Madrazo, profesor investigador de Programa Política de Drogas del CIDE, afirmó en el Senado de la República: “el Presidente miente”.

En un derecho ciudadano y cívico de auscultar al gobierno, la escritora y editorialista expuso en audiencia pública cómo funciona la diseminación de la mentira sobre la cual está construida la Guardia Nacional.

“La mentira enmascarada”, tildó a la reforma constitucional propuesta por el Ejecutivo federal, en un ejercicio intelectual comparado con la congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez  para ilustrar los problemas de las leyes de su país.

Pidió a los senadores imaginarse por un momento ser un nuevo miembro del nuevo cuerpo creado por Morena para salvar a México y ser sus coconspiradores: “me llamo Aureliano Buendía y soy General de División a cargo de una de las 266 regiones donde ya estamos operando de facto como Guardia Nacional, aunque no hayan aprobado todavía una reforma constitucional para crearla”.

“No hay problema, ahí se los encargo”, encomendó. La también académica figuró quitarse el uniforme del Ejército que ha portado los últimos 12 años, colocándose la nueva casaca diseñada para hacerla parecer una fuerza civil. “Soy el pueblo uniformado, el pueblo bueno, el pueblo raso; nadie de mafia en el poder”, dijo reubicada en el consejo asesor empresarial de la 4-T (cuarta transformación).

Basada en la minuta, la politóloga señaló que la minuta establece que las instituciones de seguridad pública, incluyendo la Guardia Nacional, serán de carácter civil; “pero a mí no me entrenaron para ser policía y ahí dice que yo mero, General, diseñaré operativos, política, estrategias, acciones”.

Cuestionó así a los senadores, en caso de que el mando cometa faltas y delitos contra la disciplina militar y parte de esta es identificar al enemigo y abatirlo, “no seré sometido a un tribunal civil, sino a uno militar”.

Como se ha visto en otros casos, Dresser advirtió que militares que son juzgados por militares salen libres, aunque hayan cometido una ejecución extrajudicial. “Si resulta que la persona que asesiné en un retén era una madre de familia y sus hijas no importará; mi crimen quedará impune como el de los soldados que mataron a Jorge y Javier en el Tec de Monterrey”, advirtió.

También cuestionó lo que establece la minuta, que entre sus responsabilidades estará la preservación de la paz y el orden, por lo que alertó que dicho mando militar personificado será requerido para estar presente en manifestaciones de grupos opositores o marchas en contra del gobierno.

Dresser criticó las decisiones del gobierno como cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto, y hacerlo la única terminal de uso mixto civil militar al que no se le aplicará la Ley de Transparencia, “vamos a poder contratar a Riobóo, sin problema”.