CIUDAD DE MÉXICO, 3 de abril de 2019.- La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la Cámara de Diputados, la morenista Wendy Briceño, se refirió a la reciente polémica en la que se ha visto involucrado el movimiento #MeToo, con relación al suicidio del fundador del grupo Botellita de Jerez, Armando Vega Gil y señaló que no hay que mezclar los temas, pues aseguró que se trató de una decisión personal por diversos factores.

Entrevistada en el recinto legislativo de San Lázaro, la morenista llamó a no estigmatizar ni criminalizar al movimiento y a las víctimas de violencia o a las denunciantes, pues aseguró que debido a la falta de aplicación de la justicia y a la alta violencia de género, para muchas mujeres es la única forma de denunciar, anónimamente.

“Les llamaría a que no caigamos ni en estigmas ni en criminalizar, no peguemos las cosas. Sí creo en lo que dicen, pues sí, con nombre y apellido, pero también hay mujeres que no pueden hacerlo más que de manera anónima”, aseveró.

La nota aquí.