CIUDAD DE MÉXICO, 26 de enero de 2018.- En México, sólo el 25 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) viven los primeros dos años y tienen una esperanza de vida de 6.9 años, aseguró Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Luego de que el INAI instruyó al Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) buscar y dar a conocer el número de asuntos, juicios o procedimientos jurídicos, que le hayan sido notificados por cualquier inconformidad en la evaluación de proyectos presentados por empresas que solicitaron apoyos económicos, desde el 14 de enero de 2013 hasta el 20 de octubre de 2017, el comisionado Joel Salas Suárez, dijo que las mipymes que atiende el Inadem, son el principal motor de la economía, toda vez que generan el 52 por ciento del PIB y el 72 por ciento de los empleos totales del país.

“A pesar de su impacto en la economía, este tipo de empresas pueden ser inestables y fracasar. En nuestro país, sólo el 25 por ciento viven los primeros dos años y tienen una esperanza de vida de 6.9 años. Además, de acuerdo con la OCDE, las pequeñas empresas pueden ayudar a disminuir la pobreza y la desigualdad, mediante la activación de la economía local, la generación de empleos y la innovación”, concluyó Joel Salas.

Al presentar el asunto ante el Pleno, el comisionado Joel Salas Suárez, dijo que hacer pública dicha información, permitirá al Inadem dar certeza a la ciudadanía que otorga apoyos y recursos con responsabilidad y visión de largo plazo.

“Por un lado, ayudará a difundir los apoyos que este instituto brinda, los criterios que utiliza para autorizar sus apoyos a las empresas interesadas y los resultados que se esperan del financiamiento de estos recursos a dichas empresas. Por otro lado, al instituto le ayudará el proveer esta información, a rendir cuentas sobre la selección de empresas y proyectos que apoya, para demostrar que con esto contribuye a la creación de empresas que aportan al desarrollo económico y, sobre todo, a mejorar la vida cotidiana de los mexicanos”, enfatizó.

Salas Suárez recordó que el Inadem evalúa los proyectos empresariales interesados, antes de autorizarles financiamiento, lo que puede derivar en la mejora de una empresa.

“Por eso es crucial que la selección de proyectos sea transparente y esté debidamente fundamentada en criterios técnicos y jurídicos adecuados e imparciales. Vale la pena mencionar que las decisiones y el uso de los recursos del Inadem han sido cuestionadas por algunas instituciones, por ejemplo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó en el ejercicio de los fondos del Inadem, un posible daño o perjuicio a la hacienda pública de 41 millones 842 mil 976 pesos en 2013 y de 311 millones 293 mil 383 pesos en 2014”, indicó.

El comisionado afirmó que las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que atiende el Inadem, son el principal motor de la economía, toda vez que generan el 52 por ciento del PIB y el 72 por ciento de los empleos totales del país.