ACAPULCO, Gro., 11 de mayo de 2020.- Al destacar que en el gobierno de Guerrero, “nosotros estamos enfocados a tratar de enfrentar este asunto de la pandemia por COVID-19, que nos ha golpeado y tenemos que prepararnos para que sus efectos sean menores”, manifestó el gobernador Héctor Astudillo Flores.

De acuerdo con un boletín, durante su mensaje diario a la población para actualizar la información de los casos de coronavirus en la entidad, en esta ocasión estuvo acompañado por la maestra Rocío Bárcena Molina, funcionaria enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para apoyar la estrategia de prevención de COVID-19, el Ejecutivo guerrerense expresó que hoy el tema político no es nuestro tema en esta circunstancia de la emergencia sanitaria.

En este sentido, la también jefa de la Unidad de Atención a la Población Vulnerable del DIF Nacional, Rocío Bárcena Molina, señaló que la encomienda es trabajar juntos, de la mano con las autoridades locales y sumar esfuerzos.

Por tal motivo, el gobernador Héctor Astudillo Flores, reiteró que su gobierno trabajará con ella de manera coordinada para hacer frente a la pandemia por COVID-19.

En su turno, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, informó que a nivel nacional están registrados 35 mil 22 casos confirmados y 3 mil 465 defunciones por coronavirus.

En tanto que en el panorama estatal, se tiene el registro de 579 casos positivos en 37 municipios, además de 861 negativos, 272 casos sospechosos, 74 defunciones, 252 recuperados y 210 total de casos activos.

En cuanto a las camas destinadas para COVID-19, el funcionario estatal precisó que de las 438 disponibles, están ocupadas el 34 por ciento.

El gobernador Héctor Astudillo señaló que si bien es cierto que entre los fallecidos no hay menores de edad, esto no quiere decir que estén exentos de contagiarse, por lo que pidió cuidar mucho a los niños.

Comentó que se están visitando los hospitales para verificar tanto la canalización de los insumos como las necesidades de las y los doctores, además se están adecuando espacios para albergar más camas para atender a pacientes diagnosticados con COVID-19.