ACAPULCO, Gro., 9 de noviembre de 2018.- El migrante salvadoreño Hugo Adiel Cortés Navarrete llegó a este destino turístico desde el vecino estado de Oaxaca, para reunir dinero y alcanzar a la primera caravana que está en Ciudad de México y lograr su objetivo final: llegar a Estados Unidos.

En entrevista, Cortés Navarrete, quien vestía una playera de la Selección de Futbol de El Salvador, otra más de manga larga naranja, pantalón de mezclilla, y traía una mochila, una cobija y una bandera de Honduras en la cabeza, narró que llegó a Acapulco a las 7 de la mañana, luego de pedir un aventón a camiones y camionetas sobre la carretera, aunque aclaró que no busca quedarse aquí, sino llegar a Estados Unidos.

Hugo Adiel forma parte de la segunda caravana de migrantes que llegó a México, y que se encuentra en Oaxaca, pero junto a otros dos hondureños decidió venir a Acapulco, aunque ellos ya reunieron dinero y siguieron viajado a la capital del país. Por su parte, él tiene que pedir una cooperación a automovilistas sobre la Costera para seguir su camino.

Expresó que Acapulco es hermoso y es un lugar que le gustó mucho, pero no está en sus planes quedarse porque le da “mucho miedo, porque está feo”, pues ha recibido comentarios en cuanto a la violencia e inseguridad que se vive en la ciudad.

Sin embargo, sostuvo que esta noche se quedará a dormir aquí, donde haya gente por seguridad, aún sin importar si es debajo de un árbol; por el momento, pide apoyo a automovilistas, quienes le brindan unos pesos para que siga con su viaje y llegue con bien a Estados Unidos.