ACAPULCO, Gro., 19 de abril de 2020.- Al atender denuncias recibidas en la línea de emergencias 911 sobre la presencia de civiles armados en la comunidad de El Naranjo, personal policial y militar fue agredido con disparos de arma de fuego, y repelió el ataque.

Se informó en un boletín que alrededor de las 8:30 horas se recibieron diversas llamadas a la línea única de emergencias 911 en las que se alertaba de grupos de civiles armados en sus comunidades, por lo que se envió un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública para realizar vuelos de reconocimiento y proteger a la población.

Durante el sobrevuelo se visualizaron a estos civiles armados en un camino entre las localidades de El Mirabal y El Naranjo.

En las inmediaciones de la localidad de El Naranjo, los armados agredieron con disparos de arma de fuego a las corporaciones policiales y militares que se encontraban en la zona para proteger a la población.

Acto inmediato, los efectivos policiacos y militares repelieron la agresión y abatieron a cuatro agresores. En los hechos ningún policía o militar resultó lesionado por el enfrentamiento.

En una revisión por el área se localizaron a otras cuatro personas muertas que se presume fueron abatidas por los propios armados.

En el lugar de los hechos se detuvo a dos personas con armas largas de uso exclusivo del Ejército Mexicano, droga, cartuchos, cargadores, artefactos explosivos, mismos que fueron puestos a disposición de la autoridad competente.

Además fueron trasladados al Servicio Médico Forense en Chilpancingo los cuerpos de las personas sin vida para la práctica de las diligencias de Ley.

Actualmente, la comunidad de El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo se encuentra bajo resguardo y protección de elementos de la Policía del Estado, Guardia Nacional, Ejército y la Fiscalía General del Estado.

Este lunes continúan los sobrevuelos de reconocimiento con un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública para proteger a la población.

Asimismo, se realizan recorridos por los caminos rurales de la zona y en las entradas y salidas de las principales comunidades de la zona.

En la operación conjunta participan Guardia Nacional, Ejército Mexicano, Policía del Estado y Fiscalía General del Estado.