ACAPULCO, Gro., 31 de octubre de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra la prensa que lo cuestionó sobre la operación fallida para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa.

De acuerdo con Animal Político, durante la conferencia de prensa matutina de este jueves, que fue intensa y a ratos ríspida, el mandatario se confrontó con los reporteros y aseguró que hubo “amarillismo” y “espectacularidad” de algunos medios para “poner en tela de juicio una acción tan importante, que es un parteaguas en lo que era una política autoritaria” de seguridad.

Reclamó que la estrategia de seguridad de los gobiernos anteriores nunca fue cuestionada por los medios “con honrosas excepciones, que fue aplaudida por los medios, una política que desató la violencia en México, porque se declaró una guerra y causó miles de muertos, y convirtió a México en un cementerio”.

López Obrador incluso citó una frase del político liberal Gustavo A. Madero, hermano del ex presidente Francisco I. Madero, para aludir a que los medios pueden criticar las acciones de su gobierno gracias a que hay libertad de expresión.

“Surgió una frase fuertísima que la voy a decir, la voy a decir, porque todo esto ayuda: ¿saben qué llegó a decir Gustavo Madero?: ‘Le muerden la mano a quien les quitó el bozal’. Eso no se lo perdonaron, nunca. Por eso se ensañaron en él, primero en Gustavo Madero y luego en su hermano. Yo no quiero que nunca jamás vuelva a suceder eso. Esa es de las historias más vergonzosas del periodismo y de la política en México”, expresó, y llamó a la prensa a actuar con ética y ser rigurosa con su información.