CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2018.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) destacó que pese al avance significativo que representa la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, no existe una adecuada aplicación y materialización de dicho ordenamiento legal, por lo que, además del incumplimiento de la ley, el andamiaje institucional en él establecido para erradicar las desapariciones en México es solo una buena intención, toda vez que no ha brindado a los familiares de las personas desaparecidas una adecuada respuesta institucional ante ese flagelo.

A ello debe agregarse que 25 entidades federativas mexicanas no han establecido su respectiva Comisión Local de Búsqueda, a pesar de que la Ley para la Atención de Víctimas aprobada en diciembre de 2014 así lo dispone y 11 no han constituido o puesto en operación su Comisión Local de Atención a Víctimas que, si bien se contempla en otra ley, complementa lo dispuesto en el ordenamiento mencionado, por lo que deben generarse las condiciones operativas y técnicas que permitan que los contenidos de la norma aludida se materialicen en la práctica, lo cual demanda, entre otras cosas, la asignación de recursos presupuestales necesarios y suficientes para su implementación.

Es necesario dejar atrás la práctica de legislar sin la correspondiente planeación presupuestal, puesto que el contenido de las disposiciones normativas queda en mera expectativa en detrimento de las víctimas.

Otra asignatura pendiente por la mayoría de las legislaturas de los estados es la emisión o adecuación de su normatividad interna a las disposiciones en la Ley Federal en materia de declaración de ausencia, lo que genera que el reconocimiento y protección de la personalidad jurídica de las víctimas de desaparición, así como la seguridad jurídica de sus familiares, no estén debidamente garantizados ni armonizados con la Ley en materia de desaparición de personas.

Así lo expresó el Primer Visitador General de la CNDH, Ismael Eslava Pérez, al participar en las reuniones con motivo del diálogo de seguimiento entre el Comité contra la Desaparición Forzada  de Personas de la ONU (CED) y el Estado mexicano, en que demandó saldar la deuda pendiente con las víctimas de desapariciones y sus familiares, ya que no podemos hablar que seamos una sociedad sustentada en el reconocimiento y respeto de los derechos humanos mientras no actuemos para dar la respuesta integral a ese flagelo.

Más información aquí.