ACAPULCO, Gro., 7 de noviembre de 2018.- Habitantes de la zona poniente del puerto tomaron la entrada del Ayuntamiento, donde prohíben el ingreso y la salida, para exigir agua potable, lo que ha provocado enfrentamientos entre ellos mismos.

Aproximadamente 150 vecinos de las tres secciones de la colonia Jardín, así como de asentamientos aledaños, arribaron al Palacio Municipal en cuatro camiones urbanos para después ingresar a las instalaciones y cerrar la puerta principal, así como las dos salas de regidores.

En entrevista, la ex delegada de la colonia Jardín y gestora social Marbella Rodríguez Romero indicó que el motivo de la protesta es la falta de agua en las casas, pues desde hace cuatro meses les retiraron el servicio de pipas en toda la zona, por lo que incluso se han cancelado las clases en las escuelas.

“Los maestros dejan de dar clases porque los niños no pueden ir a los baños, en algunos planteles los profesores tienen que comprar sus pipas y continuar con las clases, pero no se vale que tengan que gastar de su dinero porque el Ayuntamiento no nos manda el agua, además que desde que llegó la alcaldesa Adela Román Ocampo este servicio nos fue quitado”, dijo.

Los manifestantes también denunciaron que tampoco cuentan con recolección de basura, alumbrado y pavimentación de calles.