CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre de 2019.- Luego de la serie de polémicas por la modificación a la Reforma Educativa, las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por las leyes secundarias y los pronunciamientos de organizaciones civiles, grupos empresariales y partidos de oposición, para Morena es motivo de orgullo lo que se ha logrado.

Al menos para el Grupo Parlamentario de Morena en Cámara de Diputados, es motivo de orgullo haber cumplido el compromiso de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador: eliminar por completo la reforma educativa de 2013; “dijimos que ni una coma iba a quedar y ni una coma quedó”, resaltó el coordinador Mario Delgado Carrillo.

Por medio de un comunicado emitido al mediodía de este lunes, el diputado federal argumentó que el país está ante el rompimiento del paradigma neoliberal que permaneció en los últimos años, donde en el fondo había un profundo desprecio al magisterio y la educación pública.

Mario Delgado destacó que las leyes secundarias que fueron aprobadas en la Cámara de Diputados retoman el valor de la educación pública, dignifican el papel de los maestros en la educación, se les garantiza un horizonte laboral, con certeza, incentivos, preparación permanente, capacitación.

Además, se elimina por completo cualquier agravio en materia en derechos laborales; y se confirma que la prioridad en nuestro sistema educativo, la tendrán las niñas, los niños, los jóvenes y los adolescentes.

También, dijo que estas leyes representan un triunfo del normalismo y el cumplimiento de sus demandas históricas, ya que el régimen anterior lo que quería era desaparecer a las Normales públicas, “ahora se fortalecen y se les dará prioridad para mejorar los planes y programas de estudio, infraestructura, equipamiento y sobre todo para darle prioridad a los egresados en el ingreso al servicio”.

En este sentido, Delgado Carrillo dijo comprender el enojo de los partidos de oposición que sintieron tocados sus intereses económicos.

“Estaban muy cómodos con la educación privada, pero la gran mayoría de los mexicanos está en la educación pública y eso al final fue lo que se garantizará en la Constitución”, agregó.

Sigue leyendo aquí.