CHILPANCINGO, Gro., 11 de noviembre de 2019.- La presidente municipal de Eduardo Neri (Zumpango), Natividad López González, y su esposo, el ex alcalde de ese mismo municipio, Pablo Higuera Fuentes, exigieron a la Fiscalía General del Estado y a la de la Republica (FGR) que investiguen a todos los actores políticos de Zumpango para saber de dónde vienen los mensajes de redes sociales que los acusan de tener nexos con grupos delictivos.

El matrimonio emanado del PRD, que ha mantenido el control del ayuntamiento en los últimos cuatro años, ofreció una conferencia de prensa este lunes en Chilpancingo para deslindarse de las acusaciones que comenzaron a circular en redes sociales e incluso en mensajes dejados en cuerpos desmembrados localizados desde enero de este año.

“Que se sepa de dónde vienen, son perfiles falsos que estaban apagados y hoy han resurgido, ya los conocemos, o sea sabemos que es una guerra sucia que quieren iniciar en nuestro municipio, fomentar el pánico y hemos hablado con la población para que nos ayuden”, dijo la alcaldesa y llamó a la población de Zumpango a no temer y seguir trabajando.

En tanto que Pablo Higuera consideró que la Fiscalía de Guerrero y la FGR deben hacer uso de la Policía Cibernética para indagar los perfiles de redes sociales que lo atacan a él y su esposa. Al gobierno federal le pidió mayor presencia de la Guardia Nacional en Zumpango.

En cuanto a los hechos violentos que se han registrado en las dos últimas semanas en la cabecera municipal, como el asesinato de una mujer y su bebé de seis meses y la balacera afuera de la alcaldía, el ex presidente aseguró que la violencia viene de afuera y que tiene su origen en “pugnas de carácter federal y pedimos que se investigue”

Natividad López aseguró que este lunes se restableció el orden social en la cabecera municipal de Eduardo Neri y que hay garantías para la población.

Durante la conferencia, la presidenta y el ex alcalde estuvieron acompañados por funcionarios del ayuntamiento y resguardados por al menos seis guaruras, quienes se encontraban dentro y fuera del restaurante.

Por último, la alcaldesa descartó pedir licencia al cargo y solicitó que la investigación que haga alguna de las fiscalías “sea sobre la marcha”; no aclaró si hará una denuncia penal por los mensajes en su contra.