CHILPANCINGO, Gro., 19 de febrero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que lo que él quiere, al igual que la mayoría de los ciudadanos, es que Guerrero sea un estado con normalidad, “no lleno de comunitarios que en lugar de ayudar, le complican la vida a los guerrerenses, así de sencillo”.

En entrevista al término del acto por el Día del Ejército en Casa Guerrero, el mandatario estatal negó que haya pedido al Congreso local suspender la discusión sobre la Ley 701. “En términos jurídicos, sí (puede hacer la petición), porque nos faculta la ley, pero eso es muy diferente a que yo haya ido a hacer un litigio como se asegura”, indicó.

Quadratín Guerrero informó que el lunes en conferencia de prensa de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía, el director del Centro de Derechos Humanos La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera, aseguró que la semana pasada, el gobernador acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para pedir una opinión técnica a la reforma hecha a la Ley 701, con la que se impediría que avance la propuesta de la CRAC-PC y dejaría la reforma ya aprobada, la cual desconoce a la policía comunitaria.

En cuanto a la decisión del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de pedir a las fuerzas armadas que respeten los derechos humanos de los delincuentes, Astudillo Flores, indicó que enfrentar las zonas delincuenciales no quiere decir que se violen los derechos humanos.

“Creo que en ese aspecto hay que ser muy cuidadosos en ese tema y respetar las decisiones del presidente”, señaló.

Sobre el proceso de pacificación en Chilapa, el gobernador dijo que va bien, sin problemas, y que lo único que conoció la mañana de este miércoles es el homicidio de un maestro, hecho del cual pedirá informes.