CHILPANCINGO, Gro., 17 de febrero de 2020.- Integrantes de cinco Casas de Justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía (CRAC-PC) acompañados del Centro de Derecho Humanos de la Montaña, Tlachinollan y el acalde de Malinaltepec, Abel Bruno Arriaga, acusaron al gobierno de realizar campañas de difamación y descalificación contra esa institución.

Esta mañana en Chilpancingo, los representantes de San Luis Acatlán, Espino Blanco, Zitlaltepec, El Paraíso y Las Juntas Caxitepec, acompañados del director de Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, ofrecieron una conferencia donde dijeron que, en redes sociales, han acusado a la CRAC-PC de ser un grupo guerrillero financiado por el Ayuntamiento de Malinaltepec.

El alcalde de ese municipio, Abel Bruno rechazó financiar a la CRAC-PC pero manifestó su apoyo a dicha institución, e indicó que su municipio se encuentra en territorio comunitario y se atiende el problema de inseguridad.

Por su parte, Abel Barrera dijo que la semana pasada, el gobernador acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para pedir una opinión técnica a la reforma hecha a la Ley 701, con la que se impediría que avance la propuesta de la CRAC-PC y dejar la reforma ya aprobada, que dijo, se desconoce a la policía comunitaria y al proyecto de la CRAC-PC.

Agregó que la SCJN ha rechazado la petición del mandatario porque es el Congreso del Estado quien tiene facultados para proceder en el caso. De ello, llamó a los diputados de Guerrero, para que aprueben las reformas a la Ley 701 que ha presentado el año pasado la CRAC-PC.

Taurino Reyes, de la casa de justicia de Espino Blanco, dijo que a raíz de la campaña de difamación que hay contra la CRAC-PC se han presentado algunas denuncias contra integrantes de la organización.